Inspirado en la cultura ancestral Wixárika nace tequila TAU, elaborado artesanalmente, verificado como Libre de Aditivos, somos una mezcla de cultura, calidad, elegancia y clase.
Los Wixáritari tienen por dioses al maíz, águila, ciervo y peyote, todas ellas descendientes del Sol «TAU», de ahí el nombre de nuestra marca de Tequila.
La cultura ancestral Wixárika con presencia al norte del Estado de Jalisco, es una cultura viva de México y reconocida por su colorido en sus vestuarios e imágenes.
Los Wixáritari tienen presencia en los estados de Jalisco, Nayarit, Durango y San Luis Potosí, en cada uno de éstos estados tienen un centro ceremonial o religioso, en Jalisco la Isla de los Alacranes en el lago de Chapala, La Isla del Rey en San Blas, Nayarit, en el desierto de San Luis Potosí el Cerro el Quemado y en Durango el Cerro Gordo.

La cultura ancestral “Wixárika”

Con presencia al norte del Estado de Jalisco, México, dan origen a la creación de Tequila TAU, para esta comunidad la palabra TAU significa dios o sol y decidimos crear un tequila que hiciera honor a su significado. Con esmero cuidado seleccionamos corazones de Agave Tequilana Weber, variedad azul, maduros para generar las exquisitas mieles que una vez cocidas lentamente en hornos de mampostería, fermentadas y destiladas, son maduradas en barricas de roble americano para brindar esos exquisitos sabores que se distinguen por los paladares más exigentes.

TEQUILA BLANCO

A la vista se presenta brillante, limpio y cristalino, de gran cuerpo.

TEQUILA REPOSADO

A la vista se presenta pajizo, brillante, limpio y cristalino, de gran cuerpo.

TEQUILA AÑEJO

A la vista se distingue con un elegante color oro pajizo, brillante, limpio y cristalino… de gran cuerpo.